sábado, 25 de agosto de 2007

Mariano Massone





*

No hay símbolos . Sino algo que cae
plaf!

Agotamiento y desperezo, cae nunca
sobre algo oxidado y
nadie retumba.

no hacer como que
no saber que no
poder
hacer

o

CAGE: No hay más vuelta en el esfínter
mágico

CRONENBERG: no a la disolución
Calcuta del salchichón

SI AL MATAPERRO

Música temblorosa en los oídos
y superficialidad de Oliveiras
colectivo: persona normal que me entrega el colectivo
no viajes bajes
mantente en estado
inerte coactivo
nada de migraciones
y la música de vuelta
coacciones

podría o correr
o cantar
pero mejor disimular
las constantes del abismo
no intentar creer
o correr
de los viejos deshilachados
mejor no buscar el vestido más lindo
dejarlo ahí y
retroceder
o babosear las antorchas de esta Iglesia

hay un vestido donde mejor lo haya
lo hay
haylo en lugares vacantes de especie
o en las retacerías de moda
dónde elegir posición en esta marmolería de Once?
SOY NEOBARROCKER
Señora
Ud. No entiende
porque no es punk


o nunca lo fue
y capaz que lo será
señora, la llevo
póngase unos tules negros
eso
así
despacito y busque
la muñequera que más le gusta
esa no es de su elección, lo sé
no le va a hacer carita
a la carita también hay
que hacerle algunos cambios
póngase un poco de
maquillaje acá, allá y
ahora fume
ve, señora
la pupila se abre
ahí empieza la música
y despacito va aplastando
voces
otras aparecen
caen plaf
y otras más
o no
los teléfonos públicos le lanzan una puteada
Ud. Lo atiende
no hay mejor mataperros
que la calle en estado amorfo
dilatada
la mirada símbolo, que desaparece y un
árbol
la vista empieza a
afinar un punto de cocción
no puede más
hábitos de luto
y su voz sierpentina
heredada de algún culto
o los rodajes de su semen
empiezan a diluirse
en caños de goma espuma
papel maché
goma Eva
hay un playmobil en un rincón
huella de nena boba de cinco años
pero desaparece el ensueño y
cae plaf

o no
le gustaría besarse
admirarse
penetrarse y
convertir su carne
en carne suya
ser autoaniquilada
en una autopenetración
Ud. Que puede
coma de mi mano

pero no se puede nacer
en un ángulo obtuso
nadie lo permite
menos las cañerías
qué va a decir mi papá por esto?
nada
todo
algo
qué se yo
importa un pito
no el de mi papá
otro pito
otro
escribo mal
y cojo peor
por eso hablo
pero una gorda como yo puede comer perdices
y mandarse el huesito grasos por el culo
quién me lo permite?
yo sí
y la salvación también
todo puede ser por la producción
sintomática de andenes
pero mis ansias son
o mi pelo suelto
lo que no acaba de
comprender?
que son tantos
datos exacerbados en su
mi yo
que no es suyo
pero si su yo
yo soy el yo yo
matemático
poeta yo
yo
imantado en concatenaciones
de brillos anticoagulantes
del insípido saludo
marrón
California...










*
El salto halado del tigre

la capacidad innata de poseer
saltos halados a tres coma uno
de distancia a la redonda
en tu espacio multicircular
gritos tónicos de tigres
que girando ochenta grados
sobre su propio eje
no pueden perpendicular
el espacio occipital












*
Armás?

armás?
armo
no
mejor armá vos
yo pico
se levanta
pene ondulatorio
pene bamboleante
camina
se rasca
me mira y se ríe

armaste?
no
vos lo hacías
esta bien
lo hago yo

se acuesta
besitos
ojos de gato
ojos de gato
lo conozco
un beso
otro

espera que no puedo armar
está bien

pene resentido
sin la mamadera
no me toques
me da cosquillas
pene caprichoso
ya termino

eso armaste?
es cualquiera
No jodas












Presentación-justificación

Uffff.... ¿Qué difícil es preguntarse por qué uno escribe? Romina, hacés preguntas muy jodidas, de verdad. Bueno... yo nací en un lugar muy propicio para nacer. En ese pueblito del Oeste me la pasaba recolectando flores y caminando por el campo como Heidi o Laura Ingalls. Un día como cualquier otro, mientras gateaba por mi casa simulando la caminata de un perro, pasé por debajo de la mesita donde estaba el televisor y lo hice mierda. Desde ese primer acto poético no paré de escribir, ni un segundo. Más grande , y recordando la hazaña de mi niñez, desarmé un cable con tanta mala suerte que cuando lo enchufé hizo masa y saltaron los tapones de todo el barrio. Así, mi vocación frustrada de electricista y técnico electrónico fue reemplazada por un gran talento para los cortocircuitos. ¿Qué era lo que me habías preguntado?



No hay comentarios: