martes, 11 de diciembre de 2018

Luisa Alem 2018









Amorfo el tiempo
en la planicie cutánea
derrite la consciencia
el calor volcánico de la espalda

despierta corazón
sube a la montaña
sube por el río
con alas de piel desnuda
toma el aire
que no tiene cáscaras

se pierde quién
se esfuma qué
se abraza al presagio
de cauces divinos

dentro
la sangre del néctar amanecido
no detiene la marcha
no procura las faltas
no sucumbe al torbellino
no capturan los ojos
no delata al Misterio

rebota el susurro
se embriagan los huecos
del corazón hambriento
late clorofila
opulenta de luz
anárquica hermenéutica
proliferación de la fe

y nada corazón
dentro de la miel vocecita
que nombra el reverso de las cosas
cada vez un destello
cada vez el develo
del olor violeta de la piel

dorada la risa
sobre un cuerpo infinito








*

Te digo
tu cuerpo se deshace
el aire se deshace
tan liviana tu piel
invisible
la respiro
te respiro
yo sin cuerpo
te digo
nos quemamos
los contornos se evaporan
nos pulverizamos
en las narices
la danza turquesa
del completo hallazgo
ni un atisbo sigiloso
del gentío hastiado
te digo
dios habita en las nucas
se disemina
la voz desnuda
como un túnel polisémico
innombrable
intransferible
cómo decirte
los colores del canto del gallo
al borde de la orilla
vibrando
el hueco sagrado
donde la conciencia se derrite
se hace agua
huérfana de costados












*
Sabio ojo de pez en el cráneo

Y qué
las líneas los trazos los cubos
el espacio el ritmo la fe

manos de pan
ofrenda para caídos

y qué
los muros las casas
los rostros anclados

y qué
lo mío lo tuyo
un pie en el zapato

montañas de nidos
de muertos salvajes

y qué
las formas la causa
afuera adentro
se estampan los sesgos
apenas nombrar
igual se plasma la rabia

el cielo en el pecho
la flor en la nube
la brisa en la cara
exhalan los vientos
despiertos los ojos
al traicionar
el agua en los cuerpos
deforma
sin cauce
se agujerean los días







lunes, 26 de noviembre de 2018

Verónica Maglioco


Lo que obstaculizaba la verdad era la ropa,
el impermeable entre el mundo interior
y el mundo exterior”
Oswald de Andrade - Manifiesto Antropófago






carne contra carne habito
los destrozos
restos tiernos de piel macerada
se incorporan
cuerpo dentro de cuerpo

mi boca
saborea tus gustos
mientras succiono fluidos
venzo

estiro tus músculos
como chicles metálicos
que se deshacen entre mis dedos

tus vértebras
construyen mis barrotes de jaula preciada
donde nada traspasa
más que el chapoteo del aire húmedo

tus fluidos
me condimentan
y ya no te quedan huecos
te disuelvo
me hacés espesa

ahora soy

hinchada de espíritu
nos percibo
vos me habitás
yo te habito




+++

A Reynaldo Jimenez



Extravagante asisto
feroz
a quebrantar la hiancia


mimbres en tu mordisco


malcriado respirar
se asiste a sí mismo

cosquilleo quemante
sin armazones


entre pierna de tu olor



suspiro



no desaparecerías.









+++




A la Libre.

Se abre

dibujar flores
al brillar en el gato voces dormidas

mil gorrioncitos batiendo las alas

mañana
cuando madura el año
veo luz en mi casa

sitio

sol poniente en la puerta
salvo el ocaso y la risa del niño
hay pocas luces
frio de noche

¿qué vendrá en mil años más?

mientras la noche castañetea
viento viajero sale y deja
rampantes galaxias


brisa de otoño rojo
nos miramos tu y yo
no dejamos budas vivos
no dejamos dioses

escucho el agua.





















Desde chica me zambullo entre lápices y libres.

Me conmuevo con el aroma a imprenta.


Fui criada por Cortázar y Quiroga entre rayuelas de selva.


Me dicen Verónica y me doy vuelta.


Pintaba las imágenes que me acompañaban en los primeros cuentos y las de los relatos que me salvaban en las noches de angustia adolescente.


Mi documento dice que tengo 34: discutimos a veces.


De joven la literatura latinoamericana me abrió los ojos a otras culturas y viajé, viajé mucho en el dormitorio de mi casa.


Me acurruco entre la música y la poesía.


Me decidí por estudiar psicología cuando la entrada a la Universidad fue mi siguiente puerta.


A los pecho nudos y carcajadas, intenté pintar, hacer ficción, cantar.


Una vez, mis dedos atragantados, no pudieron decir más que poesía.








jueves, 13 de septiembre de 2018

Taller en La Libre - Todo sobre Juana Inés



Situando el cosmos: Juana Inés de la Cruz

Seminario intensivo de introducción a la vida y obra de Juana Inés de la Cruz.
Escritos filosóficos, teológicos y poéticos.

1 encuentro de 4 horas

Dilema 1: ¿Monja, poeta, filósofa o santa? ¿española o americana? Autobiografía y biografía – La respuesta a Sor Filotea de la Cruz - La biografía del Padre Calleja – Hagiografía- – El contexto de Nueva España

Dilema 2: ¿Qué puede decir/escribir una mujer? La retórica y la política barroca -Carta de Monterrey – Carta Atenágorica – Carta de Sor Filotea – La Respuesta como Defensa Política

Dilema 3: ¿Para quién escribe Juana Inés? Poética barroca – Escritos para la Iglesia y la Corona – Introducción a El Sueño

Dilema 4: Discusión ¿puede pensarse a Juana Inés como feminista en el siglo XVII? Lectura del Villancico a Santa Catarina en el contexto del debate por la Carta Atenagórica.

Modalidad: SEMINARIO – TALLER: luego de una breve introducción a cada bloque, a partir de fragmentos de cartas y poemas intentaremos reconstruir los debates en los que intervienen los textos.

NO HACEN FALTA CONOCIMIENTOS PREVIOS.


Valor del encuentro: $500
Con inscripción previa: $400

Sábado 6 de octubre 15hs

La Libre Bolívar 438 CABA

https://lalibrearteylibros.wordpress.com/