viernes, 27 de agosto de 2010

Estefanía Martos





Marco con el pie en la tierra

un territorio

en el borde se agitan las manos

recalcando la frontera de suelo seco

la línea que divide mi horizonte

no la surcan los cuervos.

Una cortina de pulmones se desata

desde la raíz de la tierra

penetra el cielo, las nubes

bestias gimen la frontera

el borde es fuego de lava

quema los pies borrando las huellas.

En mi lado el aire denso se comprime

del vacío nace el color absoluto

del silencio caen las costras

se filtra la luz como el agua

las bestias solas recorren la tierra

latiendo la piel

debajo del cielo.

.

.

.

Nació una niña del fuego

su aullido sin sexo convocó a las bestias

niña cuerpo de coral salió del vientre

habló a los hombres

hicieron cruces para colgar sus cuerpos

masticaron osamenta de buey

para la vida nueva

llovió por nueve lunas

el agua bilis disolvió las costras

murieron aves

peces desovaron entrañas

en los ríos de carne se bañó la niña

el amor nació de un cuervo sacrificado

los hombres se hicieron llagas en la tierra

cuerpos blandos sin sol

sin voz en los ojos.

.

.

.

La pileta es una huella

de gigante

en el jardín.

Alguna vez fuimos niños

peces turbulentos dorándonos al sol.

El día boca abierta para nosotros

luz y agua eran suficientes

Animales primitivos

la piel bebía del aire

los dedos hilaban el viento

la carne recién nacida en los huesos.

Fuimos niños alguna vez

con sol

con universo en forma de agua.




Escribo para habitarme, para reunirme, para crear un cuerpo-puente que sea contacto, canal. Escribo para ser tierra, luz, bestia, para multiplicar, mutar, para olvidar los territorios, marcar un espacio absoluto, para ver cuando las fronteras se deshacen como nube.

Nacida el 27 de Septiembre de 1983 en Buenos Aires. Vivió 6 años en Misiones y regresó para estudiar Letras. Actualmente reside en Bs As.





6 comentarios:

ana claudia díaz dijo...

Tefi!
Que linda selección de textos!
Tu poesia es como un espiral que nace en este mundo y se va agigantando: enroscando hacia lados salvajes y magicos. Un imaginario coral.

Tefi dijo...

Gracias Clau, me gustan las palabras que elegiste: espiral, coral, mágico y salvaje. :)

cynthia wikander dijo...

... el amor siempre nace de un sacrificio.
La felicito por sus excelentes poemas.

Natalia Romero dijo...

"crear un cuerpo-puente, un canal.." eso!!!
la foto de las niñas es tremenda tefi!! :)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tefi dijo...

Viste Nati? las nenas son increíbles. Una fotógrafa que venero: Sally Mann.