martes, 11 de septiembre de 2007

Adriana Kogan



Nuestros hijos

Nuestros hijos no saben escucharnos
no saben repetir a la perfección aquellas particularidades
si somos delicadísimas
si no queremos perpetuar la especie
nuestros hijos sabrán comprender
quisimos solamente
amarnos entre nosotros.

Entre los órganos a veces genitales,
cuando logramos entendernos en un intercambio lácteo
cuando nada de eso parece ser fluido,
el mundo se parece demasiado a mí y a nuestros hijos.

¿Entonces por qué considerar
o dejar de considerar la posibilidad?
Si alguna vez me preguntaras
no sabría cómo especificar
o dejar de especificar el terror
cuando mis hijos avanzan contra el cielo
el miedo es fatal cuando los oigo venirse
no estamos locas, sabemos diferenciarnos entre nosotras.

La distinción
se basa en un fundamento cuantitativo
reproducir la especie no responde a un simple ritual
¿coger en grupo será una solución sincera?

Si descartamos posibilidades
nuestros hijos no se acordarán de nosotros
tuvimos encanto de sobra y sin embargo
hay bichas en mi sangre ahora.

Zoo, cosmos, caos, ojetes
osos hormigueros que lamen
un nido anillado de hormigas negras en la intemperie
estamos a punto de entrar y entonces
el dolor amenaza con todo
reproducirnos entre nosotras como aquellos corceles
galopar en la tormenta cuando empiezo a fluir exactamente sobre tu espalda
¿nos confundimos de especie?

Lo más sano para la humanidad es que nos confundamos de vez en cuando
cuando amenaza un dolor intenso
nuestros hijos sabrán entender
el tiempo apremia
nos enfermamos cada tanto y cuando volvemos
nosotras nos parecemos tanto
somos los caballos
somos su más pura continuación.

Soñaste con un tremendo lobo
yo me preparo para morir todo el tiempo y sin embargo
hacemos el amor varias veces al día
nos montamos entre nosotros como alces
¿algunos de nuestros hijos podrá reconocerme?

Sabemos pertenecer a la especie, por eso
nos contagiamos repetidamente
la bichada se ha quedado entre nosotras
la reducción habrá sido eficaz si dejamos de preguntarnos
hablemos de lo que sea lo único que quiero es no quedarme en silencio ahora
miles de animales se avecinan despacio.



********


Sábado

¿Puedo verte al mediodía
aunque sea un rato?
Si no supiéramos que contagiamos
lo haríamos más seguido.

Hay una pausa, ¿un feedback?
en lo mejor de la película te vas
cada parte tiene su plano principal
yo te sigo el juego
a donde vayas, voy
sin continente, te sigo, te agoto
virus de hiv para ambos
¿la última celebración será sin humedad?

Me interesa bastante todo lo que decís
sin embargo hay bichas en mi sangre
no sé si me estarás escuchando ahora
cuando la tarde cae como lianas
pesadamente
parece haber flujo en el cielo.

Recorrido fino con los dedos
huele a virus todo esto
¿será tarde para preparar la cena?
hay partes de tu cuerpo que me falta conocer
si empezáramos ahora yo creo que alcanzaría
los minutos no pasan tan rápido como vos creés.

¿Por qué te vas?
te estás yendo, ¿te aburro?
puedo hacerte un lugar en la mesa ahora
poner algo de música y dejarme caer abierta en la mesada
soy un pollo a la parrilla, ¿cogemos?


********


Ánimo

Animal a secas
las partes traseras brillan
nos movemos sin superficie
adentro muy adentro de mi hermoso rostro hay una hiena que sonríe
no disimulemos más
resbalaré por la quebrada.

No contenta con los resultados
las aventuras brillan, brillan los caballos
oh pequeño pony, pequeño esfuerzo
oh carnada de cristal
me muevo en el relincho
las crines se fríen dentro.

Pequeñas dosis para distinguir
los animales sueñan animales
nosotras soñamos sus largas carreras, la distancia del salto
un cálculo incierto pero seguro
oh caballito, oh crines, oh continuidad del día al infinito
el agotamiento es mínimo y cruel.


********





Escribo para dejar, al menos por un rato, de estar tan pero tan pendiente de mí. Mi escritura me anula, me quita protagonismo, me expulsa.¿Qué es eso que escribo?¿Quién soy yo ahí? ¿Por qué escribí eso y no otra cosa? ¿Qué es lo que estoy preguntando? ¿A quién?










No hay comentarios: