jueves, 5 de enero de 2012

(Y se va uno de los bravos. Insisto: qué onda...)


au (41)




en trance

guau
au (42)
     sente
              siente
                         sentado
ladrido y deserción
interjección
de dolor
au (43)
menta
tus alvéolos
                     mi corazón
hasta estallar
aun pequeño


au
por prescripción aureliana (44)
tarde noche lluvia urdida
que conduce a la única
línea que queda
para decir sin decir
                               tu no estando

como auxilio
denegado
en un outlet
de almohadas vacantes parientes caducos anillos sin dedo (45)
au


avanza anda corre va
entra usurpando
sonidos austrias audulia
se desliza
con muy áulica cadencia
de pasos a solas
                          y aullido des
comunal
contra las paredes
                              sin columnas
que auspician mi espacio
                                         y dan cabida
a esta áurea ocasión
de medir de hacer planos
sin corral
                ágora
                           ubicuidad


y lee superficies
                            autolimpiantes
pero no
la undosa marvisceral
no
augur de mis pulmones
de mi tráquea au
mi útero una usina
                               de lo que no
es


no austera protección
sino auschwitz o dachau
de los sueños inauditos
aunque se tiendan
                             bajo el sol
                                              los vástagos
                                                                  de desaunados
amores
que inauguran
y clausuran
cada día umbrío
                          con sol


sigue siendo aun en sombras
sin saberlo
un auriga de jumentos fuertes
auscultando los jadeos
contracciones
au en seco
au en aire
au en olas de silencio (46)
aun después de
llamadas fallidas
falos desahuciados
au
como una jaula tardía
                                    de hidroponía
para el postpienso de ahumados sesos
postdevano relleno opto
postvacío desando invoco
aunque
             ni siquiera me contestes


no estando
que ahuyenta a los pretendientes
                                                     y a sus perros
y me lleva a una
                                    augusta
                                                  loza
                                                          final
en audiencia con los días
con laúdes
                  de outsiders
y su autista tacto turbulento
fauno del desplome
audio plúmbeo
                        de lo que me sobra
autopista
               donde no te veo
a pesar de la auténtica
                                    deforestación
au

auge de espasmo
augurio de nada
au
este aura que me abraza
hasta opacarme (47)
es aurora de ponientes
                                    nunca febo asomando
es audacia sin raíces
y sin duda
                 autónomo
astronauta
de mi au
jero



25.XI.08



(41) AU: onomatopeya por delirio de licantropía, o a causa de dolor excesivo.

(42) AU: símbolo del elemento químico ‘oro’, número atómico 79 y peso atómico 196,967 gramos. Es un metal muy denso, blando y de color amarillo intenso. Se clasifica como pesado y noble; en el comercio es el más común de los metales preciosos. El cobre (Cu), la plata (Ag) y el oro (Au) están en el mismo grupo en la tabla periódica: todos maleables, conductores de calor y aplicables para influir sobre la salud.

(43) AU, sigla estandarizada en los ámbitos profesionales de la ginecología para aludir a la ‘anticoncepción de urgencia’.

(44) AU: cerca de tres cuartas partes de la producción mundial del oro se consume en joyería, una de cuyas variantes son las fundas dentales, ornamento altamente preciado entre los gitanos, pueblo nómade sin territorio, pero reconocido como nación, con bandera e himno, desde 1973.

(45) AU: la tendencia a formar complejos es muy fuerte. Los enlaces entre oro y carbono son normalmente estables, como en los complejos de cianuro y varios compuestos orgánicos, de modo que el oro sólo hace alianza con aquello que mata o muere.

(46) Au: el oro, si bien es muy escaso, se encuentra distribuido por todo el mundo. Incluso, el agua de mar contiene concentraciones bajas de oro del orden de 10 partes de oro por billón de partes de agua. Esta calidad de omnipresente, además del alto valor que le adjudica, hace que en algunas líneas de la Cábala ‘oro’ sea otro nombre de Dios, por afirmación y por negación.

(47) AU-. Emplear en forma sistemática algunas porciones semánticas y fonéticas se asocia con los experimentos realizados en Ginebra con la Máquina del Big Bang. El Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) posee un colisionador que, en junio de 2010, batió récord generando cerca de 10 mil choques por segundo, fenómeno que lo acerca, cada vez más, a su meta de comprender el origen de la materia. En el ámbito del lenguaje, componer, descomponer, acelerar, suspender y generar accidentes, siguiendo el modelo básico de tema con variaciones, son un ejercicio similar. Mientras los físicos anhelan encontrar una partícula subatómica, conocida como el bosón de Higgs o 'partícula de Dios', que explicaría por qué la materia tiene masa, los palabristas especializados llevan a cabo tarea semejante por llegar al mismo ovo no divisible, a veces con una ayuda extra de oxitocina, aunque sin aprobación oficial. Hasta aquí, el logro no menor ha sido acceder a diversos tipos de silencio.

5 comentarios:

ALA_STRANGE dijo...

interesante analogía entre la literatura y la fisica

besos

javier vicente dijo...

ana claudia, mi nombre es javier, hace un largo tiempo entraste en mi blog e hiciste un comentario sobre él. Es un blog sobre nadaismo, esereo que nos pongamos en contacto
eAhora leeré tu blog y luego lo comento.
J.

Freschi dijo...

genial como siempre querida marimé mía... las notas están más sintéticas, o al menos así me lo parecen. está bueno.
besotes

Freschi dijo...

ah otra cosa, etiquetá tus entradas como "poesía" así no quedan perdidas en el blog. yo de vez en cuando te lo hago pero no puedo con todas las entradas.
besis

Marimé dijo...

poesía, física, cocina... es lo mismo