lunes, 14 de diciembre de 2009


Gracias, pájaros, pájaras, aves, Evas y también Adanes, por tanta pluma junta. Es como la reunión de palomas en el campanario de la iglesia que cuida al pueblo, algún pueblo, sólo que aquí la campana es la poesía, esa ubicua y rara ola, bella corola colorida.

No hay comentarios: