domingo, 19 de octubre de 2008


la historia se cuenta cuando explota.
si la voz no me alcanza para gritar,
entonces quiero romper algo que haga ruido
que sea pesado, grande grande.
tengo al lado un florero
el que inventamos con la ex botella de salsa de tomate.
el florero me vino al pelo.
lo exploté en el piso.
las yerberas felices se aplastaron,
y la rosa de tu vuelta quedó sin un pétalo.
nos quedamos sin florero ex botella de salsa de tomate.
y me quedé con ganas de más
la silla sobre la mesa
no, mejor la mesa sobre la silla.
el piso se llenó de agua de flor
todo pegoteado.

1 comentario:

ángel exterminador dijo...

guag! rompé más cosas, por favor!!!!!!!!!!!!!! jajaja